S a l m o4

Oración vespertina de confianza en Dios

Al músico principal; sobre Neginot. Salmo de David.

4:1 Respóndeme cuando clamo, oh Dios de mi justicia.
      Cuando estaba en angustia, tú me hiciste ensanchar;
      Ten misericordia de mí, y oye mi oración.
4:2 Hijos de los hombres, ¿hasta cuándo volveréis mi honra en infamia,
      Amaréis la vanidad, y buscaréis la mentira? Selah
4:3 Sabed, pues, que Jehová ha escogido al piadoso para sí;
      Jehová oirá cuando yo a él clamare.
4:4 Temblad, y no pequéis;
      Meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad. Selah
4:5 Ofreced sacrificios de justicia,
      Y confiad en Jehová.
4:6 Muchos son los que dicen: ¿Quién nos mostrará el bien?
      Alza sobre nosotros, oh Jehová, la luz de tu rostro.
4:7 Tú diste alegría a mi corazón
      Mayor que la de ellos cuando abundaba su grano y su mosto.
4:8 En paz me acostaré, y asimismo dormiré;
      Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.

El deseo de mi Corazón es: "No borres mi nombre del Libro de la Vida"
Este Salmo puede enmarcarse dentro de las Suplicas y Lamentos Individuales, y constituye una Oración de Confianza. Este salmo es considerado vespertino, a diferencia del 3, que era matutino.

Neguinot: Parece ser que su etimología es "Perforado", por lo que supone un instrumento de viento tal como flauta. Compárese con el Nehilot del título de Salmo 5.
"Respóndeme": Empieza este lindo salmo de confianza con tres imperativos (junto con "Ten misericordia" y "oye") clamando a Dios por su liberación de la situación de angustia en que se encuentra.
"Dios de mi justicia": Otras traducciones indican "Dios Justo". Así el salmista apela al carácter de Dios, como sustentador de la justicia.
"...tú me hiciste ensanchar": En medio del pedido, David incluye una declaración de una experiencia pasada, que es una figura de liberación.
"Hijos de los hombres...": Esta frase, se usa dos veces en los Salmos, y traducida del hebreo "bene" e "'ish"; significa literalmente: "Hombres de Alto Nivel". Posiblemente el Salmista quiere llamara la atención al orgullo de estos adversarios; y seguidamente enumera lo malo de ellos: Lo calumnian, siguen objetivos vacíos, y buscan el engaño. Esta última palabra, traducida del hebreo "cazab", se traduce en otros pasajes como "falsos dioses". Todo el Versículo 2, puede ser sin problemas, la pregunta de Dios mismo, a su creación...
"Sabed": marca un contraste, ya que los malos dependen de sus maquinaciones es "piadoso" (por eso fue escogido por Dios).
"no pequéis": Aquí el salmista no pide venganza, ni profiere imprecaciones; sino que presenta una exhortación a estos opositores, para que cambien de actitud y pongan su confianza en Dios.
"Ha escogido": da la doble idea de "separar", y "hacer algo maravilloso". El salmista sabe que Dios le oye porque sabe que Dios le ha llamado y lo ha apartado para si. Esta es la mejor respuesta a todas las angustias. Según el Nuevo Testamento, todo creyente en Cristo, puede tener esta misma confianza.
"Meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama...": Guarda relación directa con el Salmo 1: 2 b. "...en su ley medita de día y de noche". Les indica a los malos, que como los buenos, deben asimilar la Palabra de Dios, pensarla y aplicarla a sus vidas.
"sacrificios de justicia": como en el hebreo escasean los adjetivos, a menudo se usan dos sustantivos (en este caso: "sacrificios de justicia"), para decir lo que expresaríamos con un sustantivo y un adjetivo (en este caso sería "sacrificios justos"). La frase implica un corazón arrepentido y humillado; y nos lleva a Salmo 51:17 "Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios".
"Mayor que la de ellos...": El versículo entero nos muestra otro contraste. Los muchos buscan mas prosperidad material, pero el salmista pide una comunión mas profunda de Dios; y el resultado de esta comunión es una alegría superior, a cualquier gozo que ellos derivan de su abundancia material ("abundaba su grano y su mosto").
"En paz me acostaré, y asimismo dormiré": Que hermoso cuadro de paz nos presenta este versículo. Tiene tanta fé David en Dios, que apenas se acuesta, se queda dormido; pero no se levanta con pesadillas de noche, ni de mañana se despierta mal. Es un sueño reparador. Nos recuerda la frase del Salmo 3:5 "Yo me acosté y dormí..." Igualmente el "solo tú, Jehová, me haces vivir confiado", nos recuerda el final del Versículo 3:5 "Y desperté, porque Jehová me sustentaba". La situación de angustia motivó el salmo, y el salmo aumentó la fe del salmista.

     
Volver al
Salmo 3
Ir al
Salmo 5

Volver al Index de "Yo Soy"

Volver a Comentario de los Salmos